El profesional de enfermería y el soporte nutricional

El profesional de enfermería y el soporte nutricional

Editorial
El profesional de Enfermería tiene cada vez mayor participación en su desempeño dentro del equipo interdisciplinario de terapia nutricional en los ámbitos asistenciales, esta ofrece numerosas oportunidades para el trabajo del Enfermero como: inicio y  monitoreo de la terapia nutricional enteral y parenteral, el uso de bombas infusoras para administrar la terapia nutricional en dosis y velocidades exactas, cuidado prolijo de los catéteres venosos centrales para la administración de la NPT evitando infecciones relacionadas a catéteres venosos centrales, aplicación del screening nutricional, colocación de sondas nasoenterales  con la comprobación respectiva mediante placas de rayos X de abdomen simple,  colocación del Catéter Central de Inserción Periférica PICC en adultos y niños y la confirmación del extremo distal por rayos X de tórax, conducción de  programas de atención nutricional a domicilio, entre otras; son algunas de las actividades asistenciales dentro de los cuidados nutricionales en las que el Enfermero tiene un peso específico importante. Por otro lado, el personal de Enfermería juega roles docentes y educativos importantes con los pacientes y  familiares, estudiantes de medicina, enfermería y otras disciplinas involucradas en la prestación asistencial de la terapia nutricional, el rol administrativo inherente a su labor en la conducción de las unidades de soporte nutricional. Los nuevos tiempos, y las nuevas exigencias conllevan nuevas y superiores competencias, el personal de Enfermería debe incorporar la actividad académica e investigativa dentro de su quehacer como una necesidad para su  crecimiento profesional y el deseo natural de cuestionar críticamente la práctica asistencial corriente, debe ser el común denominador de su labor diaria; lo cierto es que la investigación es una poderosa herramienta que contribuye al desarrollo de la Enfermería y que eventualmente se traslada a mejores y más efectivas formas de atención al paciente y sus familiares. Todo este conjunto de nuevos roles y actividades hacen posible que hoy, llegado el siglo XXI, la enfermera se empodere con conocimientos y destrezas relacionadas a la terapia nutricional y de esta manera, se convierta en el profesional competente y con una experticia notoria que avizoró e imaginó Florence Nightingale hace ya 150 años; Nosotros Los Enfermeros nos sentimos orgullosos que este 2020 se haya declarado Año de la Enfermería y ello nos compromete a seguir avanzando en nuestros proyectos de buena atención,  programas de educación y capacitación,  para así contribuir a erradicar toda clase de malnutrición en nuestras regiones que afecta tanto a niños como adultos.
Saludos cordiales
Mg. Luisa Angélica Guerrero Muñoz

Visitas

webcounterwebsite